Tu nombre: Comentario:
Tu mail:
 
Edición Nº 542 18 de August
Noticias de la Semana
Atraco millonario
Santiago del Estero: tres ladrones se llevaron 15 kilos de joyas de oro

Eran las nueve de la mañana del último jueves. Un hombre ingresó a la joyería Nabila, de Libertad 521, entre Belgrano y Absalón Rojas, del centro capitalino. El cliente tenía tonada extranjera, posiblemente colombiana, y mostró su interés por un costoso reloj. Lo miró y preguntó por el precio. Charló un momento y se marchó.

Aparentaba ser un cliente más. Sin embargo, segundos después de que cruzara la puerta de salida, aparecieron otros dos sujetos, también con tonada colombiana, de acuerdo con la propietaria del local, Graciela Bulners (53 años), y su empleado, Matías Corpus (19).

Apenas ingresaron hicieron ver sus intenciones delictivas. Se sospecha que el interesado en el reloj les había dado el visto bueno para concretar el asalto y esperó en las inmediaciones como “campana”.

Los dos delincuentes extrajeron armas de fuego y amenazaron de muerte a Bulners y Corpus. Uno de ellos le propinó a la mujer un culatazo con un revólver en la sien. Les inmovilizaron los pies y las manos con precintos y los encerraron en el baño, ubicado en la parte trasera del salón de ventas. De esta manera, el comercio quedó a su merced.

Bulners manifestó que se llevaron alrededor de 15 kilos de joyas de oro —lo que significaría unos 50 millones de pesos— que se encontraban en distintos estantes. También se llevaron dinero, aunque en poca cantidad, revelaron fuentes ligadas con la investigación judicial y policial. Las víctimas lograron quitarse los precintos y destruyeron a puntapiés y empujones la puerta de placa del sanitario. Seguidamente, alertaron a la Policía a las 9.30 de la mañana.

Todo fue planeado. Los delincuentes sabían que no había cámaras de seguridad ni adentro ni afuera. El primer sujeto realizó el último paneo del comercio y del botín, tras lo cual decidieron concretar el cuantioso robo. Sin embargo, la Policía logró obtener imágenes de los tres sospechosos de las cámaras de seguridad de otros negocios.

Los delincuentes colocaron las joyas de oro en una mochila y cerraron la puerta de ingreso con llave. A pesar de que uno de ellos dijo que “ya estaba listo el taxi”, los tres se marcharon caminando por Libertad hacia Belgrano, entre medio de los peatones. El jueves por la noche, proseguía activado el cierre de rutas para detener a los asaltantes. (Nuevo Diario Web)

suscribir