Tu nombre: Comentario:
Tu mail:
 
Edición Nº 542 25 de August
Tecnología
Riesgo tecnológico
Un solo ataque global con ransomware podría costar a las empresas europeas hasta 66.000 millones de euros

Un ciberataque global mediante ransomware, lanzado a través de correo electrónico, podría costar a las empresas europeas hasta 66.000 millones de euros, según un estudio incluido en el proyecto "Gestión del ciberriesgo"(CyRiM, sus siglas en inglés), una iniciativa público-privada de la que LLOYD’S es uno de sus miembros fundadores.

Una vez abierto el programa incluido en el correo electrónico, este se reenvía a todos los contactos y bloquea todos los datos de cualquier dispositivo conectado a la red mediante un sistema de cifrado, por lo que se difundiría rápidamente por todo el continente y obligaría a las empresas a pagar un rescate a cambio de descrifrar la información o a sustituir todos los dispositivos infectados.

El informe "Bashe attack: Global infection by contagious malware" ha contabilizado las posibles pérdidas como resultado de la reducción de la productividad y el consumo, los costes de eliminar los efectos de la infección, los pagos de rescates y las interrupciones en la cadena de suministro.

La segunda mayor amenaza Según el Lloyd’s City Risk Index, los ciberataques son la segunda mayor amenaza para Europa y de producirse un ataque global, el continente albergaría el mayor número de empresas infectadas del mundo. Esto se debe a una mayor presencia de pymes y a unas medidas de ciberseguridad “relativamente más débiles”.

Los sectores más afectados en Europa serían los de distribución (podría soportar el 22% de las pérdidas totales del ataque), servicios e industria. “A causa del efecto contagio asociado al comercio internacional, cabe anticipar asimismo graves pérdidas indirectas. Además, dado que el 50% de sus mercancías se transportan por mar, el impacto en los puertos europeos y en el transporte marítimo podría afectar indirectamente a todos los demás sectores económicos”, añade el informe y alerta de que el 86% de los costes económicos totales no está asegurado.

“Cabe anticipar un crecimiento significativo de la demanda de -ciberseguros-en todo el continente debido a una mayor concienciación sobre estos riesgos y a una mayor preocupación en materia de privacidad asociada a la implementación del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR)”, afirma Juan Arsuaga, presidente y consejero delegado de LLOYD’S para España. (Inese)

suscribir