Edición Nº 542 25 de August
Columnistas
EL DELITO DE ROBO Y SU RELACIÓN CON EL SEGURO (octava parte)
Por el Lic. Roberto Mecca

ROBO. FIDELIDAD DE EMPLEADOS:

Continúo en la ocasión con el análisis de otras coberturas específicas dentro del seguro de robo y riesgos similares.

Riesgo cubierto:

El asegurador indemnizará al asegurado hasta las sumas indicadas en las condiciones particulares, el perjuicio pecuniario sufrido únicamente por robo, hurto, estafa o defraudación, cometido en el territorio de la República Argentina por los empleados indicados en las condiciones particulares, durante la vigencia del seguro, siempre que el delito fuera descubierto y denunciado al asegurador a más tardar dentro del plazo de un año a contar desde la fecha de vencimiento de la póliza. En caso de cesación en la función del empleado autor del hecho con anterioridad a la fecha del vencimiento de la póliza, el plazo se contará desde dicha cesación.

Tratando de ejemplificar el plazo de notificación, si la vigencia de la póliza fuese del 1 de enero al 31 de diciembre y no se pudo identificar al causante, el asegurado tiene tiempo para denunciar el hecho hasta el 31 de diciembre del año siguiente.

En cambio, si el causante fue identificado y éste se desvinculó de la empresa el 30 de junio, ese año se cuenta desde esta última fecha.

La razón de esta disposición radica en que el empleador debe realizar una auditoría a cuando un empleado deja de pertenecer a la empresa.  

Compensación:

Toda suma adeudada por cualquier concepto por el asegurado al empleado autor del hecho, se deducirá del total del perjuicio a los efectos del cálculo de la indemnización.

Medida de la prestación:

La medida de la prestación es a primer riesgo absoluto.

Acumulación de hechos:

En caso de concurso de hechos delictuosos sucesivos ejecutados durante la cobertura de esta póliza por un mismo responsable, aquellos serán considerados a los fines de la indemnización  como producto de un mismo acontecimiento.

También resulta amparado el hecho cuando el mismo se produce  por la acción directa del empleado o con la connivencia con otros.

Cargas del asegurado:

El asegurado debe tomar las precauciones razonablemente necesarias para controlar la exactitud de las cuentas, el movimiento de dinero, valores y bienes y las demás operaciones inherentes a su actividad. Debe también separar de funciones de responsabilidad al empleado que, por su conducta, no ofrezca garantías suficientes para el ejercicio de las mismas.

Producido el siniestro debe cooperar diligentemente para recuperar lo perdido y de lograrlo, dar aviso inmediato al asegurador.

Debe también dar aviso inmediato al asegurador cualquier convocatoria de acreedores o de su propia quiebra, así como el embargo o depósito judicial de sus bienes.

Recuperación de los objetos:

Sobre esta situación, similar a lo que acontece en la póliza de automotores con la aparición de un vehículo robado, las condiciones contractuales aclaran que, si la recuperación se produjera dentro de los seis meses posteriores al pago de la indemnización, será obligación del asegurador ofrecérselo al asegurado y si éste lo aceptara deberá reintegrar el importe indexado.

Pasado ese lapso no existe ningún compromiso de ofrecimiento.

Estructura tarifaria: 

La tarifa del rubro Fidelidad de Empleados dentro de la póliza de robo, si bien hoy es meramente referencial, divide a los empleados en tres categorías, identificadas como “A”, “B” y “C”.

Pertenecen a la categoría “A” los ejecutivos, funcionarios y todos aquellos dependientes que como parte de sus tareas habituales tengan el manejo o la custodia del dinero, valores, mercaderías u otros bienes, o tengan poder de decisión que pueda perjudicar a la empresa.

Enumera a continuación una serie de actividades o funciones entre las que pueden citarse asesores o apoderados legales, auditores y asistentes de auditoría, cajeros y sus asistentes, empleados de depósitos de mercaderías, gerentes y subgerentes de empresas, síndicos, tesoreros, etc.

Encuadran en la categoría “B” otras ocupaciones como ser empleados de archivo, capataces, ordenanzas, personal de servicio, etc.

Por último incluye en la categoría “C” a los ascensoristas, diseñadores, proyectistas o maestros o profesores que no manejen dinero.

El seguro cubre en principio solo al personal con relación de dependencia pudiendo incorporarse miembros del directorio, síndicos o apoderados con poder general y auditores

También resulta válido incorporar pagadores, cobradores, repartidores corredores y viajantes, con el compromiso de rendir cuentas en el término de siete días, pudiendo ser extendido el plazo con un recargo especial. 

La póliza se puede emitir en forma nominada, vale decir, identificando a todos los empleados o funcionarios o bien en forma innominada cuando el número de personas sea superior a 25 y el seguro comprenda a todo el personal con relación de dependencia.

Existe además la posibilidad de otorgar rebajas por el número de personas comprendidas en el seguro y la existencia de un descubierto obligatorio a cargo del asegurado generalmente de un 10% del perjuicio sufrido.

Más allá del análisis efectuado sobre las condiciones contractuales y de tarifación, cabe recordar algunas situaciones que debe tener en cuenta el asegurado:

•    Llevar una ordenada contabilidad para poder descubrir anomalías;
•    Separar de sus funciones al o los empleados que resulten sospechosos de ejercer actividades ilícitas;
•    Denunciar ante las autoridades policiales y judiciales la producción del hecho delictivo;
•    Poner a disposición del asegurador los registros contables que permitan determinar de modo fehaciente el perjuicio sufrido;
•    No retirar la denuncia policial o judicial efectuada ni admitir ningún arreglo o transacción, sin la anuencia del asegurador.
•    Proceder a despedir y no reincorporar al empleado causante del hecho doloso;
•    Se descontará de la indemnización cualquier deuda que el asegurado mantuviera con el empleado infiel.
•    Cooperar con el asegurador en el esclarecimiento del hecho y de lograr recuperar valores o bienes avisar de inmediato al asegurador.

Hasta la próxima.

suscribir