Tu nombre: Comentario:
Tu mail:
 
Edición Nº 568 24 de August
Seguridad Vial
Conductor de peligro
No podía manejar y provocó un choque gravísimo: 3 años de prisión en suspenso

Luis Alberto Cabral estaba inhabilitado porque no tiene visión en un ojo. Por el choque, un joven perdió una pierna. Arregló una condena leve y 4 años de inhabilitación. El pasado lunes fue condenado a 3 años de prisión en suspenso y 4 de inhabilitación por lesiones gravísimas, a partir del siniestro vial que protagonizó y donde un joven perdió una pierna.

El hombre acordó un juicio abreviado y la sentencia se dio a conocer el pasado lunes al mediodía.


El gravísimo siniestro vial ocurrió el lunes 20 de mayo por la tarde-noche en la colectora de la avenida Luro, casi en la esquina con la calle Gaich. En ese lugar, el conductor de una grúa de auxilio, Damián Nicolas Ricarte, de 27 años, se aprestaba a bajar un vehículo en un taller mecánico de las inmediaciones cuando fue arrollado por Cabral al mando de un Chevrolet Corsa. En el impacto le amputó la pierna izquierda.

En un principio Cabral quedó detenido y alojado en la Oficina de Accidentología de la Policía de La Pampa. Al día siguiente prestó declaración y fue liberado.

Todo ocurrió alrededor de las 19:15 horas. En el lugar del siniestro vial trabajaron policías de las seccionales Primera y Tercera, de Accidentología, bomberos y personal del SEM. La grúa pertenecía a la empresa "Transporte Franco".

Cabral dijo que en ningún momento vio la grúa y que venía despacio. Pero el siniestro tiene una explicación: tiene la visión del ojo izquierdo anulada. Por eso, no tenía carnet y estaba impedido de conducir vehículos.

Ante el riesgo de una condena severa, junto al defensor oficial Pablo De Biasi y el fiscal Oscar Cazenave presentó un acuerdo de juicio abreviado que fue convalidado por la jueza Florencia Maza.

La sentencia se dio a conocer este lunes. No hubo audiencia y el trámite se limitó a una notificación por parte del acusado y su defensor.

En el fallo de Maza, queda expreso que Cabral conducía sin licencia, sin cédula verde ni seguro obligatorio. Además quedó probado que ya había cometido otra infracción de tránsito ese mismo día y que del informe técnico del Corsa surgió que no funcionaba el desempañador. Además, la Dirección Nacional de Registro del Automotor informó que el vehículo tenía prohibición de circular.

"Quedó acreditado que fue el accionar negligente, antirreglamentario y por sobre todo imprudente de Cabral, la causa eficiente del resultado nocivo ocasionado en la persona de Ricarte", señaló la magistrada en el fallo, donde además estableció que la grúa donde Ricarte estaba trabajando se encontraba "correctamente estacionada a la vera de la avenida Luro".

Las partes convinieron, además, que a Cabral se le impongan las siguientes reglas de conducta: fijar un domicilio, del que no podrá ausentarse autorización judicial; abstenerse de consumir en forma abusiva de bebidas alcohólicas; y dar cumplimiento al curso de rehabilitación y concientización para condenados por siniestros viales, coordinado por la Fundación Estrellas Amarillas, el que comenzará durante el corriente mes.

(Fuente: El Diario de La Pampa)

suscribir