Edición Nº 568 23 de August
Noticias de la Semana
Robo de identidad
Mendoza: le sacó robó la tarjeta a una compañera de trabajo y gastó casi $80 mil

Una mujer de 38 años quedó en la mira de la Justicia luego de estafar a una compañera de trabajo, a la cual le robó la tarjeta de crédito e hizo varias compras y pagos en diferentes negocios de la provincia. Firmaba con diferentes números de DNI y hasta con nombres de personas fallecidas. La sospechosa fue imputada por el delito de estafa pero sus familiares explicaron que tiene problemas de salud y que iban resarcir a la víctima.

Todo comenzó en junio cuando una mujer que se encontraba con su marido quiso sacar dinero en efectivo con su tarjeta de débito. Estaba en una sucursal del banco HSBC en Luján cuando se acercó al cajero automático pero su intento falló.

Es que la víctima, de 37 años, en ese momento no pudo extraer la cantidad de plata que solicitó a través del teclado. Probó una y otra vez porque la situación le resultó, por lo menos, extraña. Después de intentar nuevamente, su pareja se fijó a través del home banking qué sucedía.

Al verificar la cuenta de su esposa confirmó que se había realizado un débito automático de la tarjeta de crédito por el monto total del saldo. Eran cerca de 34.000 pesos los que ya no estaban más. Dicho "plástico" era una extensión de la de su esposo, indicaron fuentes judiciales.

Inmediatamente buscó su tarjeta de crédito y se dio cuenta que no la tenía en su billetera. Es decir, la había perdido o alguien se la había robado. Rápidamente llamó a la entidad bancaria para realizar la denuncia de la pérdida de la misma y también se presentó en una Oficina Fiscal para dejar asentado los ocurrido.

A raíz de su denuncia, el fiscal Hernán Ríos, de la Fiscalía de Delitos Económicos, comenzó con la investigación. La víctima brindó luego más detalles sobre su cuenta bancaria y de compras que habían realizado durante los últimos dos meses con ese plástico.

El personal de la División de Delitos Económicos, de Investigaciones, comenzó a indagar sobre el entorno de la mujer y confirmaron, a través de diferentes informaciones que recibieron, que la supuesta autora de las compras era un ex compañera de trabajo de la víctima, de la Alta Escuela de Negocios (ADEN).

Tras cruzar información con la escuela de negocios de calle La Rioja de Ciudad, los investigadores supieron que la sospechosa ya no trabajaba en el lugar. La sospechosa fue identificada como Cintia Valeria Glovansky, quien reside en Godoy Cruz.

Luego de verificar los gastos, confiaron que fueron unos 80.000 pesos los que adquirió con mercadería o servicio de diferentes rubros. Entre ellos una peluquería, locales de ropa, supermercados, centro de estética, minimarket, entre otros. Y a veces las operaciones eran hechas para que los pagos se acreditaran entre 3 o 6 cuotas.

Por lo de la cantidad de cuotas, suponen, era para que no se dieran cuenta del pago efectuado. Los pesquisas lograron reunir las pruebas y por ese motivo realizaron un allanamiento en el departamento de Glovansky. Del lugar se llevaron varios tickets, facturas, comprobantes y otros elementos de interés para el expediente.

También se dirigieron a los comercios donde se hicieron las compras y obtuvieron los tickets firmados por la sospechosa, la cual estampaba su firma con diferentes dibujos. A su vez manifestaba a quienes conocía de esos negocios, que la tarjeta era de su madre.

Tras consultar algunos nombres o números de documentos con los que hacía la rúbrica, supieron que pertenecían a personas fallecidas. Con todos estos elementos, la mujer fue acusada en las últimas horas por las estafas.

Pero a raíz de la denuncia, los familiares de la mujer se presentaron ante las autoridades y aseguraron que tiene algunos problemas de salud y que se iban a hacer cargo del pago del dinero que gastó de su ex compañera. (Sitio Andino)

suscribir