Su email: Comentario:
Mail de su amigo :
 
Edición Nº 576 18 de October
Noticias de la Semana
Hablame de agravación de riesgo
Santiago del Estero: venden nafta en casas de familia y alertan por el riesgo que implica

La Camara de Expendedores de Santiago del Estero (Cepase) lanzó una fuerte advertencia respecto de los puestos de venta de combustibles particulares que se realizan en las veredas de domicilios particulares, ya que “implican un peligro muy grande para toda la comunidad que vive alrededor”.

El presidente de la Cámara, Pedro Llorvandi, se refirió a esta modalidad que comenzó a instalarse en los barrios de diferentes ciudades del interior de la provincia y también de la Capital provincial. En el interior, se presenta esta modalidad en particular en aquellas poblaciones que no tienen una expendedora en el interior de la ciudad o pueblo.

“La posición de nuestra Cámara es combatir estos puestos de venta que se ubican en las veredas de domicilios particulares, porque es un peligro muy grande tanto para la comunidad que vive alrededor, como para los transeúntes. Es un sector de venta que no tiene seguridad, ningún tipo de control, no se sabe qué es lo que vende y realmente puede llegar a ser un peligro muy grande”, indicó el titular de la Cepase y recientemente electo secretario de la Cámara de Expendedores del Centro de Hidrocarburos (Cecha).

Puntualizó que “con cualquier mala praxis o infracción se puede dar una detonación. No podemos permitir que haya puestos de venta ilegales de combustibles ya sean en tambores de 200 litros o en tambores más chicos proliferen en las ciudades porque eso llevaría a un daño o accidente que tranquilamente podría ser previsto. Hay que actuar en la prevención y no cuando el daño ya está hecho”.

Señaló que en la legislación que refiere al expendio de combustibles, “no está previsto equipos de venta en las calles o en lugares no habilitados como en estos casos en los que no están autorizados, no hay condiciones de seguridad porque los que venden no saben manipular combustibles o residuos peligrosos como son las naftas, realmente es una falta de seguridad y el control lo debe hacer el organismo público municipal que tiene el poder de policia al respecto”.

Puntualizó que los organismos municipales son “los responsables que este tipo de actividad no prolifere, no se puede permitir que exista esta actividad sin control en los barrios, hay que ir y combatirlos con toda la fuerza de la ley. El organismo primario y principal de contralor es la municipalidad porque ese lugar seguro no tiene la habilitación correspondiente”.

Destacó que “si bien la proliferación de estos puestos es común, debe ser combatido con el poder de policía correspondiente como aquel ciudadano que cruza el semáforo en rojo, son cuestiones no permitidas que no tienen las habilitaciones correspondientes y deben ser clausurados y decomisados sus productos, para proteger a los ciudadanos”. (El Liberal)

suscribir