Tu nombre: Comentario:
Tu mail:
 
Edición Nº 584 10 de December
Fallos que Interesan
Condenas ejemplificadoras
Borracho, atropelló y mató a una mujer: lo condenaron a 8 años

Un jardinero de Presidente Derqui fue condenado a 8 años de prisión por atropellar y matar a una mujer mientras manejaba alcoholizado, en un accidente ocurrido hace casi dos años. La víctima fue Karina Moyano, de 40 años, y el hecho fatal ocurrió en la localidad de Villa Rosa.

Julio Tula tiene hoy 37 años. En la noche del 15 de diciembre de 2017 protagonizó un raid de descontrol mientras manejaba su Toyota Hilux por la ruta 25. Allí causó dos accidentes en menos de 1.500 metros. El primero se produjo en el límite entre Villa Rosa y Matheu, en Escobar, donde atropelló a una moto, provocando heridas leves en sus dos ocupantes. Tras el impacto, el conductor escapó del lugar, pero poco después embistió a Moyano y a su hija Magalí, entonces de 12 años, quienes caminaban por la banquina de la misma ruta, a metros de la entrada del country Pilar del Este.

Madre e hija fueron trasladadas al Hospital Sanguinetti de Pilar, donde los médicos constataron que habían sufrido politraumatismos. La mujer tuvo que ser operada de urgencia, pero lamentablemente falleció producto de las lesiones y una hemorragia interna. La menor, por su parte, fue derivada al Hospital Falcón y más tarde trasladada a una clínica privada de Martín Coronado (Tres de Febrero), donde atravesó una larga recuperación debido a fracturas en una de sus manos y en las piernas. El test de alcoholemia arrojó que Tula tenía 2,06 miligramos de alcohol en sangre, cuando el máximo permitido por la ley es de 0,50.

La primera audiencia para el debate en juicio oral estaba pautada para el pasado martes en el Tribunal Oral Nº 7 de San Isidro. Sin embargo, entre las partes se acordó previamente un juicio abreviado, en el que Tula se declaró culpable. Los jueces decidieron condenarlo a 8 años de prisión efectiva y 10 de inhabilitación para conducir vehículos automotores.

Karina Soledad Moyano pertenecía a una familia muy conocida en Villa Rosa. Trabajaba en el Círculo Médico de Pilar y era madre de tres hijos. No obstante, concluida la etapa penal continúan en marcha la acción civil, buscando un resarcimiento económico para la familia de la víctima fatal y su hija, producto de las consecuencias físicas que le produjo el accidente.

Horas después de la muerte de Karina, Nicolás Moyano, uno de sus tres hijos, escribió una carta a su madre que conmovió a todos. Allí la recordó como una mujer “siempre tan alegre con esa sonrisa hermosa”. Y agregaba: “La verdad que quisiera abrazarte por última vez y decirte muchas gracias por cuidarnos y darnos todo, pero todo, sin ningún pero”. También le decía que era “una persona muy buena, llena de amor, se me va por alguien inconsciente que maneja borracho”. (Pilar a Diario)

suscribir