Edición Nº 587 26 de October
Noticias de la Semana
Estrago de magnitud
Investigan si fue intencional el incendio en la distribuidora Torres y Liva

Dos artefactos incendiarios fueron encontrados en un poste de luz, muy cerca de la distribuidora marplatense que quedó el último lunes por la mañana en ruinas tras haber sido afectada por las llamas, por lo que los investigadores investigan si se trató de un siniestro intencional, informaron fuentes policiales.

El incendio destruyó la distribuidora Torres y Liva, situada en el macrocentro de Mar del Plata, y se propagó por edicios linderos dejando al menos 47 viviendas en ruinas.

"Dos artefactos incendiarios en un poste de luz se encontraron muy cerca de la distribuidora por lo que se abrió la hipótesis de que el incendio haya sido intencional", detalló una fuente de la DDI de Mar del plata.

De esta manera, la causa pasaría a manos del scal de delitos culposos, Juan Pablo Lódola. El incendio afectó a más de 150 personas, de las cuales muchas de ellas perdieron sus inmuebles y el resto de elementos que tenían ensu interior.

Alberto Gabba, jefe de bomberos, explicó que "aun se sigue trabajando en distintos sectores para sofocar algunos focos y enfriar los escombros. Una vez terminada dicha tarea recién ahí podrán ingresar los peritos".

"En el censo realizado al evacuar a los damnicados de la manzana comprendida por 14 de Julio, 20 de Septiembre, Rivadavia y San Martín no se registraron personas ausentes o desaparecidas. Sin embargo, hasta que no seremuevan todos los escombros no se podrá saber si en el incendio hubo alguna víctima fatal", expresó Gabba.

Desde Defensa Civil, que esta cargo de Rodrigo Goncalvez, indicaron que están recibiendo donaciones para los damnicados. Las mismas serán recepcionadas de 10 a 17, en su sede de Guanahani 4546 de esta ciudad.

Según informaron desde el organismo, se reciben artículos de limpieza, ropa, calzado, ropa de cama, colchones y camas.

El feroz incendio de la distribuidora de artículos de limpieza Torres y Liva signicó perdidas millonarias para la empresa y la destrucción de al menos 47 viviendas.

Además de los daños materiales, entre 100 y 150 personas tuvieron que abandonar sus hogares muchas de las cuales perdieron todas sus pertenencias y no tienen a dónde ir.

El edicio situado en la esquina de 20 de Septiembre y Rivadavia, de esta ciudad, en el que se encontraba parte de la distribuidora Torres y Liva, quedó parcialmente destruido y existe peligro de derrumbe.

Por otra parte, los edicios linderos también se vieron afectados, principalmente los departamentos contrafrente, que daban al “pulmón” de la manzana. En esos casos, las pérdidas materiales también fueron totales. (El Litoral)

suscribir