Su email: Comentario:
Mail de su amigo :
 
Edición Nº 609 08 de July
Noticias de la Semana
¿Error o estafa?
Chocó y se dio cuenta de que nunca tuvo el seguro que le impusieron

Una extraña situación le tocó vivir a un vecino de la ciudad de Bahía Blanca al darse cuenta, siete meses después de haber adquirido un vehículo, de que el mismo nunca estuvo asegurado.

Gustavo Ionni compró una camioneta Toyota Hilux doble cabina 4x4 en Tres Arroyos, en la agencia Uzcudun SA. "La compré allá porque era más barata y el vendedor me prometió un montón de cosas", aclaró. En ese momento, octubre de 2019, la concesionaria lo obligó a elegir una compañía de seguros entre un abanico de posibilidades limitado.

"Yo quería poner mi propia compañía de seguros, que es la que siempre me soluciona todo apenas levanto el teléfono y, a parte, es más económica. Pero me dijeron que el seguro tiene que ser, sí o sí, elegido a través de un bróker (intermediario) de Toyota. Pedí elegir la compañía y me dieron cinco alternativas, de las cuales seleccioné Sancor", contó.

"Le pido a mi aseguradora -continuó- que me de un presupuesto y me pasó $ 4.000, contra $ 6.000 de Toyota, por lo que reclamé y me hicieron un descuento los primeros tres meses".

"Desde el momento en que adquirí el vehículo, en octubre del año pasado, que vengo pidiendo el original de la póliza. Me mandaron un papel provisorio que decía que estaba autorizado con la póliza del bróker. Cuestión que la seguía pidiendo hasta que, dos lunes atrás, me chocaron", añadió Ionni.

Ahí "saltó" el problema, ya que al realizar la denuncia del siniestro, desde Sancor le respondieron que no se encontraba registrado su nombre ni su vehículo.

"Llamo para hacer la denuncia, identifico el vehículo y me dicen que no hay nada, que esa póliza no está vigente y que estaba a nombre de un tal Flores. Desde Toyota me dicen que está asegurada y en Sancor me dicen que no", relató.

Ionni le dijo a La Nueva que tiene todas las facturas del seguro de Toyota y que realmente no sabe qué es lo que pasó. "Todo el mundo se echa la culpa y se pasa la pelota y la cosa es que tengo una camioneta nueva que no sé si está asegurada", advirtió.

Ante la falta de respuestas, este vecino decidió que el próximo paso va a ser el envío de una carta documento.

"Estoy armando una carta documento en la que reclamo el reintegro de todo lo que pagué por la póliza más daños y perjuicios, porque ¡imaginate si me la robaban! Entonces, estén atentos y no se dejen convencer de que les pongan el seguro que les da el Plan de Ahorro porque no hacen las cosas bien; deberían poder permitir a uno elegir el seguro de su confianza", dijo.

"Por suerte fue un raspón, aunque debe salir más de $ 20.000, pero ahora me entero que estuve manejando sin estar cubierto; es mucha malasangre", agregó.

"Estoy empezando a buscar a ver si hay algo... Puede ser una equivocación, que es lo que argumentan, pero también puede ser una estafa. O al menos es una situación extraña que no debe pasar. ¿Y mientras tanto? Si es un error, ¿por qué no lo solucionaron en el momento?", completó.

(Fuente: La Nueva Provincia)

suscribir