Tu nombre: Comentario:
Tu mail:
 
Edición Nº 613 10 de July
Noticias de la Semana
Atraco masivo
Desvalijan casas y se roban autos de un country de Canning

El pasado lunes por la noche el country Tiempos de Canning ubicado sobre la Ruta 58 del lado de Presidente Perón sufrió un episodio lamentable y siniestro: una banda de delincuentes ingresó al barrio privado, desvalijó tres casas y se llevó tres vehículos de las personas que viven allí.

La banda integrada por 9 hombres vestidos con ropa oscura y barbijos ingresó caminando por la parte trasera del country de Canning que no tiene cámaras de seguridad y choca con la calle Mansilla. Posteriormente mediante intimidación con armas de fuego de gran porte redujeron al personal de seguridad que estaba en la garita y comenzaron su cometido.

Utilizaron una de las tres de las casas como lugar para agrupar a todas a las víctimas dentro de la misma y luego redujeron al personal restante de la entrada principal. “Desvalijaron las casas y le han llevado todas sus pertenencias a los vecinos. Se subieron arriba de tres autos de los propietarios y se llevaron todo, desde una cocina hasta electrodomésticos”, explicó Walter Sosa, intendente de Tiempos de Canning, quien vive fuera del country.

Desde que se implementó la cuarentena en Tiempos de Canning únicamente quedaron cuatro propietarios viviendo, ya que el resto no podía ingresar por tener el domicilio en otro lugar. Esta situación habría sido conocida por la banda que planificó dicho ilícito.

“La gente que vino conocía bien el barrio, era un grupo comando que elaboró la logística con tiempo, porque para que se metan 9 tipos por el perímetro de atrás y empezar a reducir a todos en una misma casa, estaba todo planeado”, aseguró con vehemencia al tiempo que agregó: “Hubo una casa a la que no entraron porque tenía cámaras de seguridad”.

Asimismo, el intendente señaló que si bien los delincuentes no presentaron una conducta violenta “pincharon a una señora y golpearon a un guardia porque les mintió sobre que no había nadie más del personal de seguridad, entonces le pegaron en la cabeza”.

En cuanto al accionar policial Walter destacó el procedimiento: “La policía vino con varios móviles a los 10 minutos y les tomaron la denuncia a los vecinos, así como también la científica que hizo las pericias correspondientes. Ahora nos dejaron un móvil apostado en la puerta del country por seguridad”.

Si bien el personal de seguridad cumplía con su servicio se vieron sorprendidos y superados por la situación: “La guardia no podía hacer nada contra un comando de 9 tipos que viene preparado y armado”.

“Hay que agradecer que no tuvimos que lamentar ninguna fatalidad. Tarde o temprano van a caer estos tipos”, cerró el hombre de 62 años.  (El Diario Sur)

suscribir