Edición Nº 619 29 de September
Casos de Responsabilidad Civil
Otra vez en Mar del Plata
Una mujer murió aplastada por un pedazo de pared que cayó de un 5° piso

Una mujer de 48 años murió el último viernes por la tarde, tras la caída de parte del revestimiento de ladrillos de un quinto piso de un edificio ubicado frente a Plaza Colón, en la costa de Mar del Plata. Los bloques de cemento impactaron en la mujer cuando caminaba con sus hijas.

El hecho ocurrió poco antes de las 4 de la tarde sobre la calle Arenales, entre Boulevard Marítimo y avenida Colón. El frente del edificio tiene vista al mar y fue de una pared junto a un balcón que se produjo el desprendimiento de mampostería.

Vecinos oyeron "un fuerte estruendo" cuando los bloques de cemento cayeron, y gritos: la mujer iba a acompañada por sus dos hijas. Un vecino de la zona observó cuando se produjo el desprendimiento y contó que el material golpeó directo en la cabeza de la mujer.

Testigos relataron que producto del impacto la mujer comenzó a perder mucha sangre. Una ambulancia llegó enseguida pero los médicos, pese a las maniobras que practicaron, no consiguieron salvarle la vida. Según se supo, la víctima era empleada de un comercio de la zona.

Un testigo contó a medios locales que vio cómo le cayó "una pared de ladrillo" en la cabeza a la mujer, y que ya no se pudo levantar. El hombre fue quien corrió hasta la subcomisaría Casino, a metros del lugar, cruzando el boulevard marítimo, para avisar a la Policía.

El fiscal Pablo Cistoldi, de la Unidad de Delitos Culposos, que inspeccionó el lugar, calificó la causa como "homicidio culposo", dispuso una serie de medidas probatorias y de momento no imputó a nadie por el hecho.

"Se contactó al área de protección a la víctima para poder ayudar a la familia en lo que se refiere a trámites mientras se avanza con el resto de las tareas para establecer qué sucedió”, explicó una fuente del caso.

En el lugar trabajó personal de Policía Científica, de Obras Privadas de la municipalidad y del área de Defensa civil, que en las próximas horas se encargará de montar una bandeja de protección altiempo que evaluará el estado del revestimiento de ladrillos.

No es la primera vez que ocurre un episodio de estas características en la ciudad. El 30 de diciembre de 2018, toda la línea de balcones del frente de un viejo edificio de Punta Mogotes se desprendió y cayó sobre una joven mamá y su hijita de 3 años.

Agustina Ferro, de 36 años, y su hija India, de 3, murieron aplastadas por los bloques de cemento. Su marido y su otra hija, de 9 años, vieron la escena desde la mesa de un café en la esquina de Puán y Acevedo. (Clarin.com)

suscribir