Su email: Comentario:
Mail de su amigo :
 
Edición Nº 619 01 de October
A robar que se acaba el mundo
Atraco en Tucumán
Asaltaron una peluquería y se fueron con $ 100 mil pesos en herramientas

Dos delincuentes irrumpieron armados en una peluquería, golpearon y encerraron en el baño a los empleados y se llevaron dinero y varios elementos de trabajo.

El ataque ocurrió el último miércoles, en la esquina de diagonal Eva Perón y calle 12, de Villa Mariano Moreno. El dueño calcula una pérdida total de $ 100.000 aproximadamente por el valor de las herramientas sustraídas.

“A las 10 llegaron mis dos empleados y abrimos la barbería. A las 12 salí para hacer unos trámites a pocas cuadras, en ese momento quedaron los peluqueros atendiendo a dos clientes en el local y había un tercero que estaba esperando para ser atendido; cuando volví los encontré a todos en la calle y me di con la desgracia de que nos habían asaltado”, recordó Alejo Osiris González, propietario del comercio.

“En menos de 20 minutos entraron dos hombres armados, les dijeron a los presentes que se quedaran callados y que no les iba a pasar nada si cooperaban. A plena luz del día los golpearon y los encerraron en el baño. Se llevaron dinero, seis afeitadoras, secadores de pelo, tijeras, peines, el equipo de música, las mochilas de mis empleados; calculo una pérdida de $ 100.000 por lo menos”, agregó.

Luego del atraco, González acudió al centro de monitoreo de esa ciudad para ver si alguna cámara había captado algo. “Me dijeron que la cámara de esa esquina no andaba”, sintetizó.

“En la comisaría me atendieron bien, me tomaron la denuncia y están averiguando el paradero de los delincuentes, parece que ya tienen una idea de quiénes podrían ser los autores. Sería una bandita que nos podría haber marcado; la verdad es que veníamos trabajando bien y es posible que haya sido así”, analizó el propietario, quien no salía de su asombro al recordar que los locales aledaños de la cuadra estaban concurridos y sin embargo los ladrones no dudaron en dar el golpe.

Se cree que hubo un tercer cómplice como “campana”. “Nos advirtieron que seguramente ya vendieron muchas de las herramientas que nos robaron. Lamentablemente parece que tenían todo planeado. El jueves hice un esfuerzo y salí a gastar plata que no tengo para reponer los elementos; necesitamos un aparato de cada tipo para seguir atendiendo de a una persona al menos”, concluyó.

(Fuente: El Siglo Web)

suscribir